jueves, mayo 25, 2006

Uribe Vélez cerró campaña en Bogotá con escasa presencia de seguidores

Bogotá, 20 May. ABN.- Pese a contar con una intención de voto de 57%, el presidente de Colombia y candidato a la reelección, Álvaro Uribe Vélez, no pudo llenar la plaza de Bolívar durante el cierre de su campaña proselitista en Bogotá para las elecciones generales del próximo día 28.

Según informó Prensa Latina, la plaza, a la cual le calculan una capacidad para 30 mil personas, estuvo durante la noche de este viernes bastante vacía, al punto que los detractores del Mandatario neogranadino estiman que los asistentes no pasaron de 10 mil, contra los 20 mil que aseguran quienes respaldan la reelección presidencial.

Ni siquiera se logró el lleno completo cuando esa manifestación se convirtió en un escenario en el que los nuevos jefes uribistas Germán Vargas y Juan Manuel Santos midieron fuerzas.

Los dos ex militantes liberales son ahora partidarios de Uribe Vélez y aspirantes a sucederlo en el poder en 2010, ya que ambos están convencidos del triunfo del Presidente-candidato en los comicios del domingo 28.

Al parecer el pulso en la plaza de Bolívar lo ganó Vargas, puesto que que fue el encargado de organizar el acto y quien se opuso a su suspensión por motivos de seguridad.

En su discurso de una hora y cuarto, el Mandatario, quien aspira a quedarse cuatro años más en la Casa de Nariño, agradeció el apoyo recibido de los bogotanos y en el plano nacional solicitó a los trabajadores del ámbito judicial cesar su protesta.

Desde el jueves 11 de mayo, los empleados del sector judicial adelantan un paro de labores en demanda de un reajuste salarial y de recursos para mejorar la calidad del servicio que prestan a la población.

En cuanto a la decisión de la Corte Constitucional de aprobar con condiciones la Ley de Justicia y Paz, Uribe Vélez le prometió a los desmovilizados de las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) que cumplirá sus compromisos mientras haya buena fe.

Al estudiar el marco jurídico para el desarme de los miembros de ese grupo de extrema derecha, los magistrados modificaron algunos de sus artículos para garantizar verdad, justicia y reparación de las víctimas de las acciones de las AUC.

1 comentario:

Rafael Velasquez dijo...

O mundo está incopreencivel.