miércoles, abril 05, 2006

Nuevas protestas por contrato juvenil en Francia

Estudiantes y sindicatos se preparan en Francia para la marcha del martes contra el Contrato de Primer Empleo, ley que fue publicada este lunes en el Boletín Oficial, mientras el oficialismo analiza las modificaciones en el Parlamento, que responde al ministro Nicolas Sarkozy

Los sectores contrarios al CPE mantienen su posición de hacer del próximo martes una nueva pulseada con el gobierno del presidente Jacques Chirac y el 54% de opinión pública opina que los manifestantes deben continuar "hasta el final" la lucha.

El secretario general de la confederación sindical CFDT, Francois Chereque, dijo este lunes que ahora el interlocutor del gobierno es el ministro del Interior, Nicolas Sarkozy, a quien el premier Dominique de Villepin encargó la reformulación de la ley controvertida.

"Ahora, dado que se va a ver una propuesta de ley, son los diputados los que van a hacer la ley, no será más el gobierno. Se siente que nuestro interlocutor no será el primer ministro, serán los diputados de la UMP (derecha gobernante) cuyo patrón es Sarkozy", expresó a France Inter.

El dirigente se pronunció en favor de "una ley de abrogación" y que la presión sobre los diputados de la UMP será en ese sentido luego de la movilización del martes.

Huelga de empleados públicos, personal escolar, en el correo y el sector de energía de los sindicatos, mientras los estudiantes realizarán tomas de universidades y liceos el martes.

La ley polémica que prevé el CPE fue publicada este lunes en el Boletín Oficial, tras la promulgación de Chirac, pero sin embargo no será aplicada hasta que sean modificados los puntos más resistidos, según dijo el viernes el mandatario en su mensaje en cadena.

En tanto, los diputados analizan un proyecto de nueva ley que reduzca de dos años a uno el período de prueba de los profesionales en su primer empleo, con menos de 26 años de edad, y que no haya despidos sin causa.

Según un sondeo realizado por el instituto Csa para el diario Le Parisien y el canal I-Telé, el 62% de los franceses calificó de "no convincente" al mensaje con el cual Chirac pretendió calmar los ánimos de estudiantes, sindicatos y oposición.

Sólo el 27%, menos de uno cada tres ciudadanos consultados, dijo que Chirac fue "convincente", reveló la medición. Se trata, escribió este lunes el periódico, de "uno de los peores resultados registrados en estos últimos 15 años por un
presidente de la República luego de un mensaje televisivo".

La medición también reveló que para el 54% de los encuestados el movimiento anti CPE debe continuar "hasta el retiro" de la ley, y el 39% considera que las movilizaciones deben "detenerse".

En París, desfilaron este lunes cerca de 2.000 personas -6.000 según los organizadores- entre estudiantes y padres desde la plaza del Chatelet a la de la Bastilla para reclamar "el derecho a estudiar".

"Está prohibido prohibir estudiar", decía un cartel de los manifestantes en contra de las suspensiones de clases y tomas de establecimientos educativos por parte de estudiantes.


1 comentario:

El del espejo dijo...

Pregunta. Que alternativa presentan las organizaciones estudiantiles - ninguna -, que se espera, una posición del gobierno que Chirac la ha afirmado y reconfirmado, ergo, estos movimientos están destinados a establecer el caos por el caos ... saludemos a los gringos y a los alemanes... bye, bye french fries.